• Paola K

Creta: Increíble puesta de sol, Montañas color terracota, el azul rey del Mar… y algo más

Siempre he pensado que el viajar te cambia la vida. El simplemente salir de tu zona de confort y enfrentarte a un nuevo lugar, cultura, paisajes, gentes, colores, sabores y experiencias te reta a experimentar otras sensaciones, y aveces hasta descubrir cosas de ti mismo de las cuales no estabas consciente en tu rutina diaria.

Es por ello que el viajar se ha convertido en una parte integral de mi vida. No importa realmente cuál es el lugar que visito. Puede ser un pueblo cercano, o un país remoto. De cada lugar se aprende algo. Este verano tuve el privilegio de conocer por primera vez a la isla de Creta. Es una isla encantadora, y llena de historia que data desde los inicios de la civilización europea. Se dice que Creta fué antiguamente el centro de la civilización minóica(27001420 a. C.), la cual es una de las civilizaciones más antiguas de las que se tienen registros en Europa.

Algo interesante sobre la isla es que ha sido invadida tantas veces que se pueden apreciar aún ruinas de las antiguas civilizaciones que han dejado huella en la isla: Desde el imperio Bizantino, pasando después por el Otomán, para después pertenecer al Veneciano en la edad media. En la ciudad de Chania existe arquitectura característica de estos tres imperios, lo cual le da al centro de la ciudad un aire medieval exótico y misterioso, el cual complementa maravillosamente el color azul rey profundo del mar. Estos paisajes invitan a querer quedarse estacionados en el tiempo, tomar un cafesito en un un restaurante pintoresco con vista al Faro principal de la isla, y apreciar de el hermoso atardecer.

La ciudad de Chania, Creta


Para llegar a Creta lo más común es aterrizar en Héraklion (la capital). Héraklion es la 5ta ciudad más importante de Grecia y algo relevante de la ciudad es su cercanía con las ruinas del palacio de Cnosos, el cual es el centro de población arqueológico más antiguo de Grecia.

Palacio de Cnosos


Este palacio se encuentra a 5 km de Heraklion, y es fácilmente alcanzable en transporte público o en auto. Lo especial de visitar esta zona arqueológica es que se trata de el lugar que representó el centro del poder político, comercial, administrativo y religioso de la primera civilización minóica. Este palacio tiene más de 2,000 años de antigüedad. Esta fue la residencia del rey Minos. La mitología griega cuenta que el rey mandó a Dédalo a contruir el laberinto donde escondían al minotauro. Este animal (mitad hombre-mitad tauro) se alimentaba de humanos, los cuales eran llevados como sacrificio para alimentar al minotauro. El destino final de este famoso animal fué morir a manos de Teseo, el cuál se logró escapar del laberinto gracias al hilo de Ariadna, el cual le mostró el camino de salida (Mitología Griega). Actualmente no se aprecia realmente dónde puede encontrarse la estructura original del laberinto, aunque con un poco de imaginación al momento de recorrer las ruinas se puede reconstruir el pasage que lleve al acceso de lo que alguna vez fué uno de los laberintos más místicos y famosos de nuestra historia.

Si hablamos de Grecia, no puede faltar mencionar las maravillas culinarias que esta isla ofrece: Comenzando por sus innumerables cultivos de Oliva, sus deliciosos quesos locales y alta gama variada de vinos de la región. En cualquier callecita se podía encontrar una frutería con ¡Fruta fresca!

Puesto de Frutería en Agios Nikolaos


Otro lugar que me encantó fué la pequeña isla de Spinalonga, la cual es una isla inhabitada que se encuentra en el noreste de Creta, en la comunidad de Lasithi, cerca del pueblo de Plaka y a 40 min. de la ciudad de Agios Nikolaos. La pequeña isla tiene una historia muy interesante, ya que fungió como un Fuerte durante la conquista Veneciana la cual estaba diseñada para protegerse de ataques hostiles de embarcaciones provenientes del Oriente, hasta ser tomada finalmente por el imperio Otomano, en donde la isla fué ocupada por familias otomanas que huían de ser atacadas por cristianos. Finalmente después de la anexión a Creta desde 1903 hasta 1953 esta pequeña isla fué una comunidad de leprosos, una de las últimas colonias funcionales de leprosos en Europa. Se dice que el último habitante de la isla fué un sacertode, quién finalmente dejó la isla en 1962. Este sacerdote fué famoso por conservar la tradición religiosa ortodoxa griega, la cual rige que debe conmemorar a sus muertos hasta 5 años luego de su fallecimiento (Wikipedia.org).

Isla de Spinalonga


Para disfrutar de todo lo que esta hermosa isla de Creta puede ofrecer, lo mejor es rentar un coche y recorrerla de este a oeste. La autopista que conecta a las ciudades más importantes (Heraklión, Rethymo, Chania, Agios Nikolaos) es de muy buenas condiciones. Sólo hay que tener cuidado en la temporada alta, ya que el tráfico puede ser denso por la gran afluencia de turistas que visitan la isla en los meses calurosos del año (Junio- Agosto). Otras buenas opciones son andar en bus o para los más arriesgados, rentar una motoneta. Sea cual sea el medio que elijas, no te escaparás de ver los espectaculares paisajes que la isla ofrece: Los encantadores colores terracota de las montañas de piedra caliza, decoradas con árboles de olivos y de fondo el espectacular color azul rey de mar, tan característico de las islas griegas.

Vista de la costa Lasithi


Isla de Espinalonga desde la carretera a Plako


Por último, quiero compartir una de las cosas más espectaculares que se pueden apreciar en la isla: Los atardeceres y la hermosísima puesta de Sol. Este es uno de los pocos lugares en los que aún se puede apreciar una puesta de sol en su totalidad y en su máximo esplendor. Las puestas de sol siempre me recuerdan, que los finales siempre son el en realidad el inicio de un nuevo ciclo, una nueva etapa y que después de las horas más oscuras, la luz siempre aparecerá en el horizonte, pase lo que pase.

Puesta de Sol- Hersonissos


 
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Instagram

©2020 by My-Mindpower by Paola K